El asesinato de una familia mormona en territorio mexicano generó reacciones políticas que piden una respuesta contundente por parte del gobierno de AMLO con apoyo estadounidense

Políticos de Estados Unidos, desde el presidente Donald Trump hasta legisladores, buscan la intervención de sus fuerzas de seguridad en México luego del asesinato de tres mujeres y seis menores de la familia mormona LeBarón, ocurrido la tarde del lunes en los límites de Sonora y Chihuahua.

El jefe del Ejecutivo estadounidense, Donald Trump, escribió en su cuenta de Twitter que “Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, libre una guerra contra los cárteles de la droga y los borre de la faz de la tierra, ¡Simplemente esperamos una llamada de su gran nuevo Presidente!”.

Por su parte, el presidente, Andrés Manuel López Obrador sostuvo una conversación telefónica con su homólogo de EU con quien se comprometió a investigar y actuar “con toda prontitud y convicción” el multihomicidio de la familia LeBarón, y dio sus condolencias a Trump, ya que la familia tiene ambas nacionalidades.

Previamente, durante su conferencia mañanera, Lopéz Obrador dejó claro que le corresponde al Gobierno de México garantizar la seguridad en su territorio, por lo que agradeció a Estados Unidos su apoyo, pero dijo “debemos actuar con independencia a la soberanía”.

MORMONES PIDEN JUSTICIA

Al llamado de justicia por este crimen se sumaron los senadores por el estado de Utah, sede de la comunidad mormona, Mitt Romney y Mike Lee, quienes pidieron la intervención de la Oficina Federal de Investigaciones de Estadios Unidos (FBI por sus siglas en inglés) en el esclarecimiento del multihomicidio.

“Ann (esposa) y yo estamos desconsolados por las víctimas de los horribles ataques en México”, escribió en su cuenta de Twitter Mitt Romney, quien tiene familiares lejanos en Chihuahua.

“Nuestras oraciones están con sus familias que han sufrido una tragedia tan indescriptible. EU debe trabajar con los funcionarios mexicanos para que los responsables de esta violencia sin sentido rindan cuentas”, agregó Romney, también excandidato presidencial por el partido Republicano y quien también profesa la fe mormona.

 

Por su parte, el senador Mike Lee, también republicano por Utah y mormón, dijo en la red social que estaba “profundamente entristecido por las horribles noticias de México”, y agregó que espera el gobierno de nuestro país trabaje con el de Estados Unidos para llevar a los asesinos ante la justicia.

También el senador republicano Lindsey Graham comentó que ante la violencia que se registra en varios puntos de México, él prefiere visitar Siria. “Hay partes de México que... Preferiría ir a Siria que a México”, fueron las declaraciones del legislador por el estado de Carolina del Sur en una entrevista que circuló en Twitter.

SE NECESITA COORDINACIÓN: EMBAJADOR LANDAU

Más que repartir culpas entre los gobiernos, se debe trabajar en conjunto para vencer a los diferentes grupos del crimen organizado que operan en la frontera entre México y Estados Unidos, para así brindar mayor seguridad a sus habitantes, dijo el embajador de ese país, Cristopher Landau. Indicó que estos son retos compartidos, por lo que es hora de poner manos a la obra para enfrentar juntos al crimen.

Las primeras investigaciones de autoridades de Sonora y Chihuahua indican que un grupo llamado El Jaguar y sus lobos fueron los responsables del ataque al convoy de camionetas donde viajaba la familia mormona al confundirlos con integrantes de un cártel rival.

Julián LeBarón, vocero de la familia, dijo que el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, le había comentado que ya había tres detenidos por el caso.