El presidente Andrés Manuel López Obrador dejó claro que “por muy graves que sean” los problemas que México llegue a enfrentar, no caerá en “una especie de gobierno mundial” para pedir el intervencionismo de otro país, porque “no somos vende patrias”, informó Milenio.

Por ello, advirtió que aunque algunos políticos se han manifestado a favor de la ayuda del gobierno de Estados Unidos en el tema de seguridad, los problemas de México son solo de este gobierno.

“Lo mejor es que el presidente Trump actúa de manera respetuosa y no insiste en querer imponer una política en nuestro país, mientras hay algunos que están casi casi demandando una intervención en nuestro país, eso nunca lo vamos a aceptar.

“Nuestros problemas los vamos a resolver los mexicanos, no queremos la hegemonía ni intervención de ningún gobierno, no somos vende patrias, no vamos a permitir ninguna amenaza ni ninguna intervención del extranjero, si tenemos un problema, por grave que sea, vamos a acudir a una especie de gobierno mundial, ¿Dónde queda nuestra independencia?”.

Insistió en que el presidente de Estados Unidos se ha conducido en todo momento con respeto a la independencia del gobierno mexicano y reiteró que no cambiará de estrategia solo “por la nostalgia de quienes buscan resolver la violencia con la violencia”, pues insistió en que “esa política se aplicó durante 12 años, hubo muchas muertes y nosotros seguimos pagando por eso, son remanentes lo que nos mantiene con estos niveles de violencia e inseguridad”.