El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado (Izq), durante la sesión de este martes 5 de noviembre.Galo Cañas/Cuartoscuro.

La Cámara de Diputados aprobó, en lo general y particular, el paquete de reformas constitucionales para implementar la revocación de mandato en 2021.

México.- El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular las reformas constitucionales que regulan la revocación de mandato para quienes ocupen cargos de elección popular, a partir del presidente de la República.

El dictamen en lo general fue aprobado con 237 votos a favor, 75 en contra  y 0 abstenciones; en tanto que en la votación en lo particular se avaló con 356 votos a favor, 84 en contra y 0 abstenciones.

La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) y varios diputados sin partido se opusieron a la aprobación del proyecto, al considerar que el proceso de revocación de mandato podría ser la puerta para una posible intención de reelección del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). 

PRI y PRD respaldan a Morena en revocación de mandato; PAN vota en contra

Para fundamentar el dictamen, la diputada Miroslava Carrillo Martínez, de Morena, señaló que la reforma tiene como objetivo fortalecer mecanismos de participación ciudadana, como la consulta popular y la revocación de mandato.

Con ello, enfatizó, se propone incorporar el derecho a votar en las consultas populares sobre temas de trascendencia regional y que éstas puedan ser convocadas por los ciudadanos de una o más entidades federativas, en un número equivalente, al menos, a tres por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores.

En su intervención, el panista José Elías dijo que no se puede incentivar al presidente a mantenerse en campaña, pues la principal exigencia deben ser los resultados de su gobierno. 

A nombre del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Dulce María Sauri Riancho anunció el apoyo de su grupo legislativo a la minuta, pues consideró que la revocación representa un derecho de la ciudadanía, pues sólo podrá solicitarse por una ocasión y durante los tres meses posteriores a la conclusión del tercer año del periodo constitucional.  

Por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), la diputada Guadalupe Almaguer Pardo destacó que el proyecto contiene dos mecanismos democráticos históricamente impulsados por su partido, por lo que refrendó su respaldo.

La Cámara de Diputados fungió como la cámara revisora, por lo que la reforma pasa ahora a los congresos estatales, donde se requiere de la aprobación de al menos 17 entidades para que posteriormente se remita al Poder Ejecutivo y se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF).