a Policía Federal (PF) deberá dar a conocer los nombres de los servidores públicos no operativos a los que se les brindó el servicio de escolta durante los sexenios de los expresidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Así lo instruyó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), luego de que estimara que revelar los nombres es un ejercicio de rendición de cuentas para que la sociedad pueda conocer a qué servidores públicos se les otorgó el servicio.

Al presentar el caso ante el Pleno, el comisionado presidente del Inai, Francisco Javier Acuña Llamas, sostuvo que, si bien el contexto de inseguridad en el país hizo necesario que la Policía Federal custodiara a funcionarios y particulares, los nombres de aquellos servidores públicos, cuyas funciones no eran operativas, deben ser difundidos.

En el análisis del caso, se advirtió que entre las personas a quienes se les brindó el servicio de escolta hay servidores públicos y particulares; de los primeros, se determinó que sólo es procedente clasificar el nombre de aquéllos que realizaron funciones operativas, en razón de que, al ser identificados, se pondría en riesgo su seguridad e integridad física, al ser objeto de amenazas, ataques o emboscadas.

Por tanto, se concluyó que se deben revelar los nombres de todos los servidores públicos, cuyas funciones no fueron operativas y fueron custodiados durante los dos sexenios, como es el caso de senadores, diputados, gobernadores, candidatos, presidentes municipales, entre otros.