• En coordinación entre Club Rotario de Guerrero, secretaría de salud y municipio

  • Brindaron revisión de fondo de ojo, de retina, de nervios ópticos y ultrasonido

 

Con el objetivo de detectar pacientes que requieran cirugía de cataratas y lente intraocular, médicos de la Fundación Club Rotario del municipio de Guerrero en coordinación con la presidencia municipal de Guadalupe y Calvo, realizaron una visita de revisión a personas para obtener candidatos a cirugía, misma que se realizará en aquél lugar.

 

Al respecto, el director de Salud Juan Villalba dijo que gracias a la buena disposición del Club Rotario y a la gestión del alcalde Ingeniero Noel Chávez, y aunado a los nuevos tiempos de confianza que se viven en el municipio, se logró esta visita médica para revisar a cincuenta personas, mismas que se les dará seguimiento según sea su diagnóstico.

 

Por su parte, el optometrista Luis Fernando Cabrera de la fundación, dijo que se atienden los diagnósticos mediante los cuales se han detectado personas que si necesitan lentes para ver de lejos o para lectura.

 

Dijo que en esta revisión se coordinaron con la dirección de salud de Guadalupe y Calvo y con la secretaría de salud, para brindar una buena atención a los pacientes.

 

El especialista añadió que son cuatro personas las que acudieron al municipio, dos para optometría, una enfermera y un médico para la revisión de fondo de ojo, revisión de retina, de nervios ópticos y ultrasonido.

 

El galeno precisó que el Club Rotario trabaja en giras por los municipios desde hace 30 años con tres brigadas al año, en las que se realizan 250 cirugías de cataratas, por lo que se diagnostican las personas y luego se envían a Guerrero.

 

Subrayo que los servicios de las personas trasladadas son gratuitos, y que en el caso de Guadalupe y Calvo en coordinación se buscará que el ayuntamiento les apoye con el traslado.

 

Cabrera dijo que uno de los casos más importantes en Guadalupe y Calvo tras revisar a 30 pacientes, fue el de una joven que tuvo preclamsia y sufrió daños en sus dos nervios ópticos, se encontró también una catarata traumática ocasionada por un golpe en el ojo, pero con un ultrasonido se revisó el ojo y si hay posibilidades de mejorar su visión.

 

Agregó que además hay muchas personas con adaptación de lentes y dos personas con desprendimiento de retina, y que si el municipio y el Club Rotario buscan las posibilidades se podrá generar una segunda visita para beneficiar a más personas.