La realidad de violencia contra las mujeres sólo podrá cambiarse con voluntad y muchos esfuerzos

02 de diciembre de 2023. La reciente tragedia que ha enlutado a nuestra comunidad con la pérdida de la activista Karina Domínguez nos enfrenta a una realidad ineludible: la violencia de género sigue cobrando vidas y exigiendo respuestas. Como Diputada, no puedo ignorar ni ser ajena a la necesidad imperante de un análisis profundo y de acciones concretas para evitar que más mujeres sufran consecuencias devastadoras.

Tan solo hace unos días, desde el Congreso del Estado en un hecho histórico, aprobamos por unanimidad un dictamen de la comisión de justicia que englobó 23 asuntos relevantes para la seguridad y protección de los derechos de las mujeres y niñas en Chihuahua. No obstante, los hechos ocurridos en Ciudad Juárez, donde lamentablemente una mujer más pierde la vida: nos recuerda que aún y con todos los avances, esta es una lucha que no da tregua y que debemos enfrentar con todos nuestros esfuerzos, reconociendo con humildad todo lo avanzado, pero más aún, todo lo que falta por recorrer.

Karina fue una mujer valiente y trabajadora que, a pesar de los desafíos, dedicó su vida a empoderar a otras mujeres. En este momento de indignación y tristeza, es crucial que como legisladoras y legisladores (y autoridades en general), abordemos este tema sin partidizar una tragedia que debería unirnos en la búsqueda de soluciones.

Es alentador ver un aumento significativo en el presupuesto destinado a la protección de las mujeres en nuestro Estado. Un aumento del 110% este año es un paso en la dirección correcta y visibiliza el compromiso real de las medidas implementadas.

Los Centros de Justicia para las Mujeres han desempeñado un papel crucial en la atención a mujeres víctimas de violencia. Las cifras revelan un esfuerzo constante, con más de 14,000 mujeres atendidas este año y más de 6,000 casos de violencia familiar abordados.

Sin embargo, la disminución del presupuesto a nivel federal para abordar la violencia de género es una señal de alarma. A pesar de este desafío, Chihuahua ha demostrado su compromiso, inaugurando nuevas oficinas y mejorando instalaciones para brindar una atención más eficaz.

La labor de la Fiscalía Especializada en atención a mujeres víctimas del delito por razones de género merece reconocimiento. Más de 12,000 carpetas de investigación abiertas este año demuestran un esfuerzo incansable. Las más de 5,000 órdenes y medidas de protección impuestas son un paso fundamental para la seguridad de las mujeres.

Es innegable que falta mucho por hacer. La solicitud de comparecencia a la Titular de la FEM es un paso necesario para examinar las políticas integrales y garantizar una vida libre de violencia para las mujeres chihuahuenses.

En este llamado a la acción, recordemos que la seguridad de las mujeres es un derecho, un tema imperativo ético y humanitario. Trabajemos juntos para construir un Chihuahua donde ninguna mujer tenga que temer por su vida, donde cada vida perdida sea un recordatorio de que aún hay mucho por hacer.

Geo Bujanda